06 julio 2005

Leyendas




Mirando la impresionante vision de la ilumunada Catedral de Murcia (en honor a la Virgen Maria), he recordado las historias que circulan acerca de ella. A pesar de su indiscutible belleza (se puede visitar gratuitamente, creo que de las pocas que quedan que no cobran entrada), siempre me llamo la atencion las leyendas y secretos que las edificaciones antiguas guardan. En especial las religiosas, hay mas tabu, mas ocultismo y por eso quizas sea lo que las hacen mas interesantes.

Una de las leyendas que rodea nuestra Catedral, afirma que esta conectada mediante tuneles con el Cristo de Monteagudo. Se basan los que sostienen esta teoria, en que la Catedral esta construida sobre una antigua Mezquita, y en Monteagudo habia un castillo arabe. Generalmente estas fortalezas contaban con salidas ante posibles asedios. Si seguimos añadiendo teorias, Murcia esta hueca por los pasadizos, ya que tambien la unen a Santa Eulalia, al santuario de la Fuensanta e incluso al castillo del puerto de la cadena...(esto es estar conectado y no internet)
Otra leyenda, habla de la cadena que rodea la capilla Girola o de los Velez, en su exterior. No se sabe donde comenzo el escultor su trabajo, y como premio a su extraordinaria obra, le quemaron los ojos para que no pudiera hacer otra igual...
Nuestra Catedral es una maravillosa obra inacabada, que adorna nuestra ciudad y que merece pasearse por ella, simplemente por su belleza. Si te dejas llevar por la imaginacion, puedes intentar contagiarte por los misterios y secretos que seguro han sido testigos sus muros desde que en 1388 pusieran su primera piedra...

2 Comments:

Blogger Iörch said...

con el castillo del puerto de la cadena... ufff, se dejaro la piñata de tanto cavar.

8/7/05 10:30  
Anonymous Vicente said...

Sin duda alguna es lo mejor que tenemos en Murcia a mi siempre me han intrigado las catedrales y me han gustado muchísimo,de hecho uno de mis libros a los que más aprecio le tengo es a los pilares de la tierra que te recomiendo vivamente, cada vez que entro en una catedral siento esa minúscula sensación de pequeñez como si el hombre poseyera las manos de un dDios para construir todo ese amasijo de laberintos poéticos a los ojos de los curiosos, un saludo. PD: me encanta tu blog. :)

8/7/05 15:18  

Publicar un comentario

<< Home