06 diciembre 2007

Sequía.


Ayer soñé, que era una gota de agua recorriendo tu piel.
Era tal mi felicidad, que me evapore y de un sobresalto me desperté.

4 Comments:

Blogger Azazel said...

bonita pirueta!....

11/12/07 12:40  
Blogger Nocheoscura said...

Bueno, eso es mejor que ni siquiera haberlo soñado. A mi me encanta soñar: me tumbo y sueño despierto con cosas agradables que desearía que me ocurrieran.

23/12/08 20:32  
Anonymous Sileno said...

Anga, primuchi... Escribete algo, que mola leerte...

21/2/09 11:54  
Anonymous Vivi said...

Aplastamiento de las gotas

Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.


Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.

-Hacía mucho que no me pasaba por aquí, y me alegro de ver que no has perdido tu sensbilidad. un abrazo.

2/3/09 17:39  

Publicar un comentario

<< Home